644 15 40 60
948 04 20 07
info@fincascasas.es

La calefacción comunitaria. Un problema Calentito.

Administración de Fincas. Burlada, Pamplona y Comarca.

La calefacción comunitaria. Un problema Calentito.

La calefacción comunitaria es una cuestión compleja y de actualidad. La normativa (que no acaba de llegar) obligará a individualizar los gastos, para poder controlar de manera eficiente los consumos y gastos de cada vecino y vecina. Actualmente, hay muchos tipos de instalaciones que, en función sobre todo de su modernidad, son más o menos eficientes. Cada vez las soluciones técnicas son mejores y ayudan a disminuir los gastos para conseguir el mismo confort climático y a su vez repartir los costes de forma justa para todos los vecinos.

Nos encontramos, por un lado, con instalaciones muy eficientes y sofisticadas con calderas de gas de condensación y bombas de caudal variable. Por supuesto, termostatos individuales en cada vivienda que permiten conectar o desconectar la calefacción según las necesidades. Por otro lado, las instalaciones antiguas de calderas de gasóleo y donde hay una regulación conjunta de toda la comunidad, hace que para conseguir que unos vecinos no pasen frío (a veces ni se consigue) haya que asfixiar a otras plantas.

Esto es así por la ineficiencia de la instalación, por una parte, que no es capaz de repartir proporcionalmente el calor entre los vecinos y por otra, que los vecinos a los que les llega más calor, no puedan reducir la temperatura de sus radiadores (incluso a veces se abren las ventanas). Ese calor no llega sin embargo a otros vecinos que pueden llegar a pasar frío.

Lo que limita estas instalaciones de calefacción comunitaria es que al no haber un sistema que permita cortar el calor cuando no se necesita, incluso llegando a abrir ventanas para  eliminarlo, vamos a consumir mucho más combustible para calentar lo realmente necesario. El calor que se va por las ventanas o que se pierde en calentar viviendas que sólo se ocupan el fin de semana, llegaría a esos vecinos que no les llega porque se ha quedado en otras viviendas. Además, como hay un sentimiento de que cada vecino paga siempre lo mismo, no se fomenta el ahorro energético, sino todo lo contrario, llegando a encontrarnos con viviendas a 26 grados en pleno invierno.

A pesar de que las soluciones de control individual de temperatura y gasto que podrán adoptarse en las instalaciones antiguas no van a ser perfectas, al haber un pago individual, cada vecino consumirá lo necesario. Ese ahorro permitirá calentar a esos vecinos a los que no les llega el calor, con un funcionamiento de la caldera muchísimo más relajado. Y con unos costes que, en ocasiones, van a ser la cuarta parte de los anteriores.

En nuestro sitio web pueden encontrar información de los servicios que ofrecemos a su comunidad. Administración de Fincas FINCAS CASAS

Pueden ver todos los temas de nuestro blog pulsando aquí

Texto original por Fincas Casas. Administradores de comunidades y fincas en Burlada, Pamplona, Huarte, Villava, Noáin, Berriozar. Administración de fincas en Noáin, Huarte, Villava, Burlada, Pamplona, Berriozar Sarriguren. Administrador colegiado en Pamplona, Huarte, Burlada Noáin, Ansoáin, Berriozar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies